Estrategias para conseguir una presentación eficaz de tu proyecto emprendedor

Estrategias para conseguir una presentación eficaz de tu proyecto emprendedor

Tener una buena idea, innovadora, disruptiva o totalmente creativa, no es suficiente para conectar con nuestro público, pues quizá, si no la sabemos contar adecuadamente no lleguen a captar nuestros mensajes. Aquí la comunicación juega un papel fundamental, y como emprendedores es importante realizar una presentación eficaz de nuestro proyecto, con el fin de obtener resultados, ya sea conseguir financiación, ganar un concurso o cautivar al cliente final e incrementar las ventas, por ejemplo.

Si trazas un plan y sigues una serie de consejos clave antes de la presentación de tu proyecto, lograrás mayor confianza y seguridad en ti y podrás resolver cualquier cuestión que te puedan plantear, además de alcanzar los objetivos que te hayas propuesto.

La preparación previa es la parte donde más tiempo tienes que invertir, y en la que me he centrado en este post.

La diferencia entre realizar una presentación mediocre o una presentación extraordinaria, está intrínsecamente relacionada con el tiempo que destines a prepararte y practicar. Clic para tuitear

 

¿Quieres saber qué tres puntos tienes que trabajar para brillar en la presentación de tu proyecto?

 

Continua leyendo.

Un buen orador no surge de la nada, un buen orador es una persona que antes de hablar en público ha trabajado a conciencia sus ideas y tiene claro qué es lo que quiere conseguir con su pitch. Te cuento cuáles son los tres puntos que considero tienes que preocuparte y trabajar antes de exponerte ante una audiencia.

1. Sintetiza tus ideas

Aquí tenemos que plantearnos una serie de preguntas que nos ayudarán a diferenciar las ideas principales de las secundarias. Pregúntate:

  • ¿A quién me dirijo? es primordial conocer a quién nos dirigimos, pues no es lo mismo construir un pitch para inversores, que para potenciales clientes o colaboradores; hay que adaptar el discurso al público y conocer qué expectativas tienen puestas en nosotros.
  • ¿Cuál es el objetivo de la presentación? Antes de hablar en público es necesario tener claro qué es lo que queremos conseguir con nuestro discurso: convencer, obtener financiación, promocionarnos, consolidar nuestra marca.

Una presentación de proyecto sin un objetivo definido no te llevará a ninguna parte Clic para tuitear

  • ¿Cuál es el valor diferencial de mi proyecto? Defínelo en una única frase que sea clara, concisa y que aporte beneficio. Si no sabes cuál es tu propuesta de valor es que aún no tienes bien trabajada la idea de negocio.
  • ¿Qué tres conclusiones me gustaría que se llevará el público? Cuando hayas acabado la presentación que tres aspectos te gustaría que los oyentes se llevarán en su mente. Se trata de sacar las tres ideas principales de tu proyecto emprendedor y sobre ellas construir tu pitch.
  • ¿De cuánto tiempo dispongo para hacer el pitch? Para poder estructurar bien tus ideas y no dejarte nada importante que contar, tienes que ser conocedor del tiempo que dispones para realizar tu presentación. No es lo mismo una presentación de cinco minutos, que una de veinte. Averigua cuanto tiempo tendrás y prepara tu speech para hacerlo un poco más breve, así tu público dispondrá de unos minutos para preguntarte dudas, y tú de recoger su feedback. La duración del discurso te va a condicionar la extensión de cada parte que lo integra y determinará, a su vez, la preparación.

 

2. Utiliza la técnica de “chunking” para estructurar tus ideas

Mapa visual realizado por uno de mis alumnos durante mis clases.

La técnica del chunking es un método muy útil para estructurar las presentaciones. Se trata de dividir los conceptos en pequeños fragmentos o trozos (chunks), de manera que se agrupe la información desestructurada en bloques.

Fue descrita por primera vez a principios de los años 50, por el psicólogo estadounidense George A. Miller. El científico de Harvard se basó en la limitación que tiene la memoria a corto plazo del ser humano para retener un número máximo de paquetes de información. Miller cuantificó en su estudio esa limitación asignándole un valor de siete paquetes de información, aunque estudios posteriores concluyeron que a corto plazo solo retenemos de tres a cinco bloques de información.

Es por ello, que lo mejor es que estructures tu presentación en base a tres ideas clave, y de ahí puedas extraer los tres mensajes o ideas secundarias que surgen. Con esto, te asegurarás que la audiencia recuerde tus mensajes más fácilmente.

 

3. Escribe un guion con tu pitch

Escribir nos ayuda a sintetizar mejor las ideas, por ello, siempre recomiendo a mis alumnos que desarrollen por escrito la presentación de su proyecto. Lo ideal es que estructures el guion en tres partes:

  • Introducción: el primer minuto es esencial para captar la atención del público. Aquí es imprescindible que utilices recursos con gancho para impactar, como contar una anécdota, lanzar una pregunta, realizar una afirmación rotunda o hacer una dinámica que involucre al público.
  • Desarrollo: es el cuerpo de la presentación. Durante esta parte tendrás que contar todo el meollo de tu idea de negocio, por qué quieres desarrollarla, en qué fase se encuentra el proyecto, el nicho de mercado, la financiación que necesitas o quién es tu target. No obstante, recuerda que estos datos los tienes que ajustar según quiénes sean los oyentes o cuál sea el objetivo de tu presentación.
  • Cierre: el primer minuto y el último de tu presentación son los más importantes. Si no haces un buen cierre todo tu pitch se puede ir al traste. Pregúntate, ¿cómo terminaré mi presentación?. Se trata de concluir repitiendo las tres ideas principales y haciendo una llamada a la acción.

 

Estos tres puntos los puedes trabajar de manera visual con  EL MAPA DE TU DISCURSO, un recurso único y eficaz que he creado en el que podrás plasmar en una sola hoja la presentación de tu proyecto o negocio. Descárgalo de forma gratuita y cuenta conmigo como tu coach de comunicación para ayudarte a preparar tu presentación y hacerte brillar.

 

2 Comentarios

¡Deja tu comentario!