Autorrealización femenina

Autorrealización femenina

Esta semana se conmemora el Día Internacional de la Mujer reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 8 de marzo se cumplen 101 años de la primera celebración de este fecha. Es el día por excelencia de la mujer, de la mujer luchadora y trabajadora, de la mujer que día a día saca toda su fuerza interior para lograr el status que se merece en la sociedad actual.

Mujeres como tu y como yo, que tienen la necesidad de implicarse al máximo en su entorno laboral y familiar para conseguir sentirse no solo útiles, sino autorrealizadas.

Este reconocimiento, marcado por un largo camino, va más allá del propio valor que la sociedad debe otorgar a la mujer contemporánea; es la búsqueda continua del bienestar interior, es el fin de todo hombre y mujer, es el lugar más alto en la conocida Pirámide de Maslow,  es la “autorrealización”.

La autorrealización femenina subyace en este ocho de marzo, debajo de la superficialidad de las conmemoraciones, una autorrealización completamente diferente para cada persona, que encuentra su propia felicidad en un modus de vida distinto. El sentimiento de aceptación y satisfacción con uno mismo es el máximo al que puede llegar el ser humano consiguiendo así una felicidad plena.

Vivamos este ocho de marzo como queramos vivirlo, desempeñando nuestras funciones diarias en la sociedad, pero siempre con la consideración de ser quien realmente somos, mujeres fuertes, decididas, madres, compañeras, hijas, hermanas, mujeres profesionales y necesarias en la vida actual, que tienen grandes aspiraciones y objetivos y luchan por conseguirlos.

Feliz día de la Mujer Trabajadora a cada una de vosotras!!!!


Esta nota aún no tiene comentarios.
  • La Esencia más pura y dura « Celia Domínguez
    Publicado: 19:39h, 27 septiembre Responder

    […] he pensado que existe una fuerza ilimitada que nos ayuda a superar los obstáculos, a sentirnos autorrealizados, a mirar más allá de las nubes y a tener la valentía y coraje de atravesar el frondoso bosque […]

¡Deja tu comentario!